CAMPEONATO DE EUROPA DE POETRY SLAM en Estonia ( Noviembre 2015)

TARTU (Estonia)
Del 19 al 21 de Noviembre 2015
4ºCLASIFICADO

Llegué de Estonia, ayer de madrugada, domingo 22 sobre las 2 de la mañana. He podido por fín parar 10 minutos a escribir y narrar algunas experiencias del Campeonato Europeo en Tartu.

Lo primero que quiero decir de corazón es lo que siempre digo: GRACIAS. El apoyo de todo el mundo por la red ha sido espectacular. No soy un participante de Miss Universo ni de ningún reality show. Así que no lo digo por hipocresía ni por diplomacia. Lo digo de corazón, porque me siento agradecido de que cada persona se tome un minuto para escribirme, darme ánimo, sentirse feliz por mi.
Me hace sentir que, aunque a veces seamos islas, siempre somos universo.
Y además, llevo una época en la que me siento especialmente  agradecido de estar vivo, así que doblemente, GRACIAS.

4º Clasificado Campeonato de Europa
Gracias también a Poetry Slam Barcelona, Slham Poetry L'Hospitalet, Poetry Slam España , Santako, etc. y todas las sedes que han estado ahí compartiendo el momento y tejen redes para que el Poetry Slam y el Spoken Word, crezcan como herramientas de expresión artística y personal, de autoconocimiento, de conocimiento ajeno, de cambio, de creación de belleza, de unión de culturas más allá de fronteras y en definitiva, de herramienta que haga de la palabra, algo que va más allá de la mente racional.
Que la palabra esté en todo el cuerpo, conectada a nuestra emoción y al hecho de ser humanos.

Respecto al juego, al Campeonato: El juego es juego. Y éso es. precisamente, lo bonito. Jugar gracias al Slam.
No puedo negar que sentí un punto de frustración, todos somos humanos y tenemos impulsos humanos. Necesité digerir cosas que ocurrieron en Tartu. Necesito siempre sentir en "hirviente" para escribir en frío, pues, para mi, no es justo decir lo que se siente en caliente. Ni tampoco es del todo cierto.
Me sentí muy perdido todo el campeonato, no entendía cómo se podían cambiar las reglas del juego en cada fase, sobre la marcha (en una, poeta de calibraje, en otra no. En una, seis pizarras y no se quita ninguna. En la siguiente, siete pizarras y se quitan dos. En la ronda final, cinco personas de un jurado "profesional" pero escritores, sólo un poeta oral. Y ahí, que en principio no da lugar a pensar mal y no hace falta quitar pizarras, se quitan dos. Primero pasan cuatro poetas, pero sobre la marcha, viendo los resultados, pasan cinco. Ahora, éso sólo es en la primera ronda de los cuartos de final. En la segunda pasan cuatro. Otra: Una de las normas básicas del slam, son los decimales para evitar empates. Pues no hay decimales. ¡Pero en la final, sí! Y otra y otra y otra y otra...Y yo, como la mayoría de slammers, desquiciado. Sintiendo que había ido a jugar un campeonato de fútbol con reglas de baloncesto y luego de hockey). Estuve incómodo siempre (excepto en la semifinal, que disfruté muchísimo).

Sin reglas estables y éso sí es cierto, ningún juego es divertido, para nadie, ni para el que gana. Y yo, no me divertí.
Pero al final, en frío, y tras desahogarme de la impotencia que sentí, tengo que reconocer que todo éso son excusas y el problema de sentirme incómodo es mío. Y lo que nos queda es APRENDER. No podemos llenarnos la boca con que el Slam es maravilloso cuando nos va bien y con que es injusto cuando no nos va tan bien. Es un juego y de éso se trata, de jugar y compartir poesía. Me quedo, y mucho, con el aprendizaje de interpretar un poema (yo, que necesito mirar a la gente a los ojos y mi interpretación se alimenta de ello) y que todo el mundo esté mirando a un lateral. La pantalla de traducción quedaba totalmente fuera del campo de visión del espectador, así que un servidor, que recita realmente rápido y conectado a la emoción, no tenía jamás a la gente mirándome. Todo el mundo miraba al lado opuesto de donde yo estaba!!! ¡Me sentí rarísimo! Como si estuviera solo o si yo fuera, simplemente, una voz. Aprendí mucho de éso y de la sensación que me dejó. Muchísimo!
Así que, como hay que enfocarse siempre en lo que se tiene y no en lo que no se tiene, me siento muy feliz de mi 4º lugar (ni en sueños hace 2 años hubiera imaginado que quedaría cuarto en un campeonato de Europa!!).



Y como siempre, me quedo con la maravillosa gente con la que compartí escenario en Estonia y con los que unimos lazos: Simon Raket (grande!), Jyb Slamlitt( :-)), Stephen Murphy, Simone Savongin, Elías, Kristóf Horvath, Peter, Marius Povilas, Remo, AP, Zeljko, Anatol, Goran, Merily, los organizadores y los invitados como An Leenders o Raquel Lima, con la que he compartido los últimos tres viajes!!
Y obviamente, felicidades al vencedor, el gran poeta y espectacular persona, Nuno Garcia. No sabes como me alegro por ti, hermano!! Seguimos!

Por cierto, Estonia es un lugar precioso. Frío y bello. Sobretodo su capital, Tallin.
Habrá que volver con calma, tiempo y abrigo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario