MALLORCA: FÍN DE SEMANA DE POESÍA, MÚSICA Y TALLERES

15 y 16 Enero 2016
Café A Tres Bandas
Palma de Mallorca


Una semana después de pasar el día de Reyes en Madrid, rodeado de los amigos de Poetry Slam Madrid, mientras celebraban su séptimo aniversario, un nuevo fín de semana intenso, cargado de versos, amigos y cariño, se presentaba en Palma de Mallorca. Además, con la fortuna de estar acompañado ésta vez de mi pareja artística, Andrea Porcar.
Nos reencontramos con nuestra familia del café A Tres Bandas, Víctor y Magda; con nuestros queridos amigos de Poetry Slam Mallorca, Tomeu, James, con nuestro querido Xiwaka y con tantas y tantas otras personas que hacen de ésta isla un pequeño hogar.


POETRY SLAM MALLORCA

El fín de semana se iniciaba con el slam mensual. Andrea y un servidor acudíamos como música y poeta invitados. La conexión con el público que abarrotaba la sala, fue espectacular.
Andrea interpretó dos piezas instrumentales y se ganó el amor del público al instante, con sus dosis de pureza e intensidad.
Yo interpreté cuatro poemas ( Quiero, Sin Palabras, Hago lo que puedo, Aire de globo) y finalmente, juntos, el poema Cuernos. Os adjuntamos el vídeo de ésta última pieza:


La ganadora del slam fue la poeta Ainhoa Carreras. Tras el bolo, nos quedamos charlando y gozando del maravilloso pa amb oli del Tres Bandas.


TALLER DE INTERPRETACIÓN DE TEXTOS

El sábado 16 fue un día intenso. Lo iniciamos con uno de los talleres de interpretación que realizamos juntos. Conectar cuerpo, emoción y palabra. Jugar con el cuerpo, soltarnos, conectar con las emociones, crear la magia de lo que no existe y colocar todo lo aprendido en un texto. 
Fueron finalmente más de 6 horas de clase. Intenso y productivo.



CUENTOS PARA NIÑOS GRANDES

A partir de las 21.30 horas, llegó el momento de interpretar nuestro espectáculo músico-poético-teatral. El Tres Bandas se llenó (sin duda, ésta fue la vez que más gente acudió de todas las que hemos pasado por Palma). Poco puede explicarse acerca de lo intangible de una actuación, cuando conectas con el público y sientes que llegas. Que tocas. Que dueles. Que haces sonreír y sonríes. 
Así que, sólo se puede decir gracias. Y detenerse a respirar, la fortuna que supone sentir que la gente viaja con tu propio viaje. Que se deja llevar. Que al final se acerca y te felicita. Que te agradece que hagas lo que haces. ¿Qué más se puede pedir? 
Simplemente, pedimos volver pronto. 
Y seguir regando el fruto que éste hogar artístico y humano nos da.
Seguimos.





Diario de Mallorca / Última hora

No hay comentarios:

Publicar un comentario