HAGO LO QUE PUEDO (Poema y vídeos)


 Por fin, he reunido las fuerzas.
Por fin, se han alineado todos los planetas.
Por fin, es el día del inicio de una nueva vida.
He escrito una lista de buenos propósitos
y por fin, los cumpliré todos:
Voy a empezar mi dieta el lunes (y a no acabarla el martes)
Voy a ir al gimnasio ( y hasta voy a apuntarme)
Voy a dejar el alcohol y el café (y a pesar de ésta resaca de hoy, recordaré mañana, que ayer ya los dejé)
Dejaré de darle tanta importancia al dinero (total, no tengo)
Meditaré para encontrar en el centro y no en los extremos, mi equilibrio.
Y no rezaré a Dios, por si acaso, cuando esté perdido.
Desearé a la lista antes que a la guapa. Amaré a la buena antes que a la mala.
Voy a mantener la mirada a una desconocida, hasta que sea ella quien la aparte.
Hasta que sea ella la que luego se diga a sí misma: “Cobarde”.
Me ganaré la vida, por fin, sólo como artista...
y dejaré de usar el humor, como el truco maestro de un escapista.
Sí.
Voy a dejar de ganar tiempo, perdiendo vida.
Voy a ser yo quien me haga justicia.
Voy a empezar de nuevo.
Y no dejaré que el olor de los recuerdos haga que el presente, siempre huela a viejo.
No me pondré presión a cada instante.
No me quemará el ahora al pensar en el más tarde,
ni me quemará el mañana al pensar en éste ahora.
No desearé siempre estar haciendo otra cosa.
Voy a respirar para sentirme vivo a pesar de saber que es el mismo aire
con el que me oxido.
No voy a predicar, sí a ser ejemplo.
Seré positivo en la falacia. Positivo en la desgracia.
Positivo en la crítica y crítico sólo en lo posible.
Voy a perdonar a quien no se perdone odiar.
Y no me sentiré culpable porque a otro no le enseñasen a perdonarme.
Viviré sin miedo al rechazo. No mentiré, aunque sea necesario.
Observaré al que esté peor que yo y me sentiré afortunado. Y conseguiré que ése regalo,
No se diluya en un momento.
Y me digo entonces, convencido: 
Vas a ser espejo.
Sacarás brillo a tu piel, hasta que en ella,
Se refleje desde el más fiero, hasta el más cierto.
Respirarás sin recordar que la necesidad corta el aliento.
Dejarás de ser un hombre, con las estructuras mentales de un preso.
Con las conductas copiadas a un ciego.
Podrás dominar el mantra constante del miedo.
No esperaré a hacerme viejo para pasar más tiempo con quien realmente quiero.
Voy a ser mejor amigo. Mejor hijo.
Voy a ser mejor alumno. Mejor maestro.
Mejor ejemplo. Mejor pareja.
Mejor persona. Mejor poeta.
Me digo todo éso. 
Hasta me digo: “Cargarás solo tu propio peso”
Y cuando llega el momento…

Hago lo que puedo.
Lo que puedo.

Redacto listas de buenos propósitos cada día,
y al final, el único propósito que cumplo, es hacer la puta lista.
Pero lo intento.

Y asumo que soy tan imperfecto que me define aquello de lo que carezco.
Y asumo que lo que realmente quiero,
Es mirarle a los ojos a ésta vida.
La que me trajo risa. La que me trajo vuelo.
La que me trajo coraje y desconsuelo.
Y decirle: Tráeme lloro. Tráeme miedo.
Tráeme montañas de listas de “Debos”.
Porque aunque me traigas losa antes que cielo.
Aunque me traigas castigo antes que juego.
Aunque me traigas la nada, engalanada en un vestido de viento.
Aunque me traigas la guerra, camuflada, en una explosión de silencio.
Aunque me traigas el fracaso y lo plantes ante mi, con su piel forjada en espejo.
Aunque no sepa vivirte como anhelo,
A sobrevivirte, no me gana ni el más terco
Aunque no sepa vivirte como anhelo, hago lo que puedo. Lo que puedo.
Hago lo que puedo.
Aunque no sepa vivirte como anhelo,
a sobrevivirte,
hagas lo que hagas:
Yo te puedo.



VIDEO: (Poetry Slam Barcelona. Julio 2015)



Poeta invitado Slam Poetry Mallorca Enero 2016:

No hay comentarios:

Publicar un comentario