24 HORAS DE POESÍA EN CHARLEROI: "La fète de la musique"

CHARLEROI
18 Y 19 JUNIO 2016
"La fète de la musique"
Organiza: Colectivo goSLAMcity


Desde la estación de tren de Bruselas, donde había estado un par de días entre talleres, actuación y poetry slam, me dirigí hacia Charleroi. Tras una hora de trayecto, los saludos con viejos conocidos como Sergio Garau, Hakim Larabi, Mot Dit o Néstor y las cordiales presentaciones entre nuevos conocidos, en el Atelier M, nos dirigimos al primero de nuestros destinos. La acción poética en el Metro.


METRO:
Hicimos una demostración de Spoken Word en el metro,  en francés, italiano, español e inglés. Dió la casualidad de que a ésa misma hora, la selección de Bélgica de fútbol había ganado su partido en la Eurocopa y toda la calle y medios de transporte estaban repletos de hinchas gritando y activando bocinas. Fue complicado, la verdad. Pero los viajeros cooperaron y escucharon con atención y complicidad.


PUENTE:
El segundo punto de acción en la calle, fue bajo el puente principal de Charleroi Sud.
Allí hicimos un poema cada uno de los 15 intérpretes que participábamos en las 24H.
Mucha resonancia y mucho viento!


HARPER'S:

En uno de los locales de referencia del centro de Charleroi, se llevó a cabo la cena y el útimo de los eventos del día.
Dos recitales musicados, dúos de poetas con música en directo.
Dos reconocidas artistas del Spoken Word belga realizaron un espectáculo. Primero, Joy. Raíces africanas, ritmo y alma, acompañada de guitarra, pedales y efectos electrónicos. Buena mezcla, la verdad.
Por otro lado, Jessy James. Una poeta intensa, emocional incluso performática. Mezclando francés, con flamenco e inglés. Quizás, una de las que más me ha sorprendido de la cantidad de poetas belgas que he llegado a ver durante éste año (junto a Simon Raket y desde otro lugar, también Carmien Michels y Sascha Reunnes).

Al finalizar ámbos recitales, los poetas que estábamos en el local, nos dejamos llevar por la experiencia de recitar sobre una base musical que un DJ nos iba lanzando. Era todo un reto, introducir la métrica de nuestros textos al ritmo que nos habían lanzado, pero fue genial. Yo me lancé con "Hago lo que puedo" y el resultado fue increíble. Me encantó la experiencia.
Alargamos la noche con baile y finalizamos en el Hostal, con un concierto en acústico, en el que todos íbamos lanzando nuestros textos como si fuera un chill out. Muchos se dormían, dejándose llevar por la paz de la experiencia.

MARKET:
La primera acción poética del domingo fue ir a recitar a un mercado repleto. Muchas anécdotas y la televisión local grabando el evento. Para mi fue el último texto a interpretar, ya que a las 14 horas debía coger el tren para regresar a Barcelona. Me dio tiempo a pasar por EDEN, el lugar donde se realizaría el fín de fiesta, el recital que mezclaba poesía, música en vivo y ópera, a cargo de Philip Meersman, comer y despedirme de todos mis compañeros, con un "gracias" y un fuerte abrazo. Y de hacernos la foto de grupo que encabeza ésta entrada de blog. 

1 comentario: