ENTREVISTA PARA WORLD SLAMIN (MÉXICO)

El colectivo slam POM, de México me entrevistó para su blog World Slamin. Podéis darle al link para ir a la página original o leer transcrita la entrevista a continuación. Gracias a Comikk Mg por la oportunidad.

 

(Clicka para ir a la entrevista original) 



¿Para ti, qué es un Slam de Poesía?

Un intercambio de belleza entre poeta y público, bajo el disfraz de “competición poética”.

¿Cómo es que conociste el Poetry Slam y desde cuándo iniciaste a participar?

Por un amigo poeta y al asistir como público en 2013, al Slam del Festival Kosmópolis.

Me inicié en Abril de 2013.

¿Lo que tú haces es poesía?

Para mi, si. Igual para otros ojos no. ¡Quién sabe!

¿Tú para qué crees que sirve un Slam?

Para que, a través de una “forma” moderna, (acorde a la época que vivimos) que induce al espectador a la emoción, a la participación y la identificación con los poetas preferidos, se reconecte con el “fondo” y el interés del público por diversas formas de poesía oral. Que la poesía vuelva a conectar con “la calle” y salga de círculos cerrados y eruditos donde se había situado.

¿Perteneces a alguna liga eslamera o agrupado?

Participo en varios, en la zona de Barcelona, España, pero no en la organización.

¿Cuantas ligas de Poetry Slam conoces en tu país?

18 ligas diferentes.

¿Cuánto tiempo tiene este ejercicio en tu país?

7 años desde su primera liga regular.

¿Con que frecuencia se organizan torneos de Poetry Slam en tu zona?

No soy organizador. Los slams en mi ciudad son mensuales. Aunque hay 4 sedes diferentes en mi área, así que hay cuatro por mes.

¿Exponnos más a detalle en qué consiste el Poetry Slam en tu país?

Hay varios slams diferentes. El principal, en Barcelona, es una liga anual, donde 12 poetas diferentes en cada sesión mensual, compiten para sumar puntos. Los cuatro mejores pasan a una final y en esa final mensual hay un ganador. Al final de temporada, el que más puntos ha conseguido, durante los 12 slams, es el ganador de la liga anual.
Hay otras sedes, en las que el vencedor de cada slam mensual, pasa directamente a una final, de la que sala el representante de esa sede para el Slam Nacional.

Escríbenos sobre el proceso de desarrollo de la escena española en tu perspectiva.

Creo que crece sin prisa pero sin pausa. Y que en cinco o seis años, el slam será conocido en todo el país. En Barcelona capital lo podemos comprobar, porque asisten unas 700/800 personas por slam mensual y la cifra no baja jamás, habiendo mucha gente nueva entre el público, cada mes.

¿Y hacia dónde crees que se dirige todo esto?

A ser una herramienta que conecte la poesía oral con la calle de nuevo. Y espero, a crear un tejido que empiece desde las escuelas, creando nuevos conceptos de poesía y llegando a la profesionalización en los slams.

¿Qué herramientas utilizas en tus presentaciones?

Sobretodo, potenciar la interpretación. No narrar un texto, si no “vivir una situación” con esas palabras. Crear números casi teatrales, pero que, al partir de la verdad, recrean “vida real” en un escenario. Conecto muchísimo con las emociones y las llevo muy al límite, para que el espectador las viva conmigo. Además, lanzo mucha energía, cambios de ritmo y intensidad y no tengo un sólo estilo. Soy absolutamente ecléctico.

Tocando la profesionalización.
¿Tú crees que un slammer pueda hacerse profesional?

Sí. Pero que sea fruto de un esfuerzo constante en intentar mejorar, no de forma gratuita. Igual que un músico se forma, un slammer ha de evolucionar constantemente en escritura y en interpretación, para transmitir mejor el poema.

Descríbenos, ¿qué importancia le das al Poetry Slam en general?

Me sirve como motivación para mejorar, para crear números de tres minutos, que conecten conmigo y con el público y a su vez, lo considero una herramienta maravillosa para que se teja un circuito de palabra hablada, que vaya desde la base (la educación y las escuelas) hasta el “tejado” que son los slams en sí mismos. Además, somos una comunidad que al ser inclusiva, acaba siendo una gran familia. Y como antes decía, es importante para reconectar a la poesía con su propio orígen, el de los juglares, que eran más palabra “vivida” que recitada.

Ahora, ¿qué es lo más importante en un Slam de Poesía para ti?

Conectar con el público. Que nuestro mensaje llegue al receptor y lo remueva. Que toquemos almas. Y como slam, que se tenga una conciencia general de espectáculo. El presentador es importante, marcar los tiempos para leer pizarras, darle dinámica a todo. Llegar al final potenciando la emoción, el clímax.  Entender que cada poeta, cada intervención del presentador, cada parte es una pieza de un puzzle de un todo, que puede hacer que la gente se vaya con una gran impresión, impactado y quiera volver o se lo tome como, sencillamente, una experiencia más.

¿Qué mensaje le das a tu público?

Que no pierdan a su niño interior. Que sean ciertos y vivan su propia vida, que no vivan la vida que les han dicho que deben vivir. Que aprovechen el momento. Que no escondan ninguna emoción, pues la vida es emoción. Que ser no es tener. Y la verdad, miles de cosas que me rondan diariamente mente y alma.

¿Y cuál ha sido la crítica más fuerte que has recibido?

“No has sido tú.”


En otra cuestión personal
¿A ti, te importa ganar un slam?

Me importa mejorar. Es como para un niño jugar. Hay que jugar a muerte para que sea divertido y después, ganar o perder da igual porque, con el esfuerzo de mejora de cada poeta, se da un espectáculo maravilloso al público, que hace que el interés por la poesía crezca y la poesía gane, con lo que todos ganamos. Y la sociedad gana. Lo realmente importante, por eso, es compartir la visión del mundo que cada poeta tiene.

¿Qué opinas, de que se califique la poesía?

Es lo mismo que darle un premio literario a un libro y no a otro. Al final, sabemos que lo importante como colectivo es el arte y en éste caso, la poesía y su difusión. El slam es un juego y su utilidad es acercar la poesía a nuevos y diversos públicos. Calificarla es la excusa para que ese juego, se transforme en un espectáculo atractivo, pero todo el mundo sabe que el arte depende de los ojos que lo miran. Al final, todo el mundo acaba calificando en el día a día, porque a todos hay cosas que nos gustan y cosas que no. Es lo mismo decir: “Me gusta” a decir “9.8” o decir “No me gusta” a decir “4.3”. El problema para mucha gente es que esa nota se haga “pública” delante de los demás. Pero el poeta que se sube es consciente de que se sube a un escenario público. Y sube a ese escenario queriendo, por lo que debe asumir la opinión de quién le está “juzgando”
El tema importante, es que cada actividad suma, para que la “palabra” se difunda.
Esa es la calificación que importa: Que cada slam sume cultura.

¿Quién crees que hace más por el Slam, los eslameros o el público?

Es indisociable. No se entiende el uno sin el otro.

¿Has pensado en la innovación para el ejercicio del Slam?

En mi caso, es indisociable la propuesta teatral/escénica a la palabra. Generar espacios, situaciones y no sólo narrar un texto. Hay que vivir una situación.

¿Has participado en Slams de categoría internacional?

Sí. En Brasil, Portugal, Estonia, Holanda, Bélgica, Inglaterra, Italia y en España, mi país de orígen.

Compártenos tus experiencias.

Muy diversas. En Brasil, por ejemplo, el discurso poético es un reflejo de la realidad social. Poemas sobre el racismo, la violencia, la pobreza. Son una herramienta imprescindible para que la comunidad denuncie injusticias. Hay muchos formatos de slam diversos. Cada país tiene su estilo y éste suele ser un reflejo absoluto de lo que es la sociedad y realidad de ese país. A mi me enriquece conocer poetas tan diferentes, tan buenos en su estilo, de culturas tan diversas. Viajar por Europa y el mundo recitando es algo que no se puede explicar con palabras. Es una satisfacción intangible.

¿Conoces más ligas fuera de tu país? Compártenos cueles son y por qué consideras que lo son.

Por magnitud y profesionalismo, Alemania y Estados Unidos. Por tejido social y diversidad de propuestas, Brasil. Por cercanía, Portugal. Por organización y el trabajo de base, en escuelas, Francia. Y por actividades diversas que fomentan el crecimiento de la escena, Bélgica.

¿Tu, qué crees que se necesitaría para crear una liga local, nacional o internacional?

Ganas. Pasión por lo que se hace. Esfuerzo. Y una buena red. 


¿Qué te ha dejado el Poetry Slam hasta hoy?

Sólo cosas buenas. Poder viajar, mejorar, conocer gente maravillosa, saber que a la gente le emociona lo que hago y se siente identificada, poder dar talleres de poesía a poetas y en escuelas, el orgullo de pertenecer a algo en lo que creo, poder comer de mis versos, sentir pertenencia a una comunidad, etc.

¿Para qué crees que sirve crear acciones eslameras?

Para crear nuevos espacios de intercambio, difusión y creación de cultura. Y para dar oportunidad y lugar a personas que escriben para compartir sus creaciones.

¿Cómo te gustaría ver al Slam en un futuro no muy lejano?

Vivo. Cada vez más vivo. Y más interconectado entre slams y con la sociedad.

¿Qué le dirías a los nuevos slammers?

Que vengan a dar y no a llevarse. A servir y no a servirse. Y que sientan el subirse al escenario como un acto de generosidad y no de egocentrismo.

Para finalizar la entrevista, texteanos sobre tus proyectos personales. Pasados y futuros.

Bueno, los pasados los podéis leer en la biografía adjunta. Y los futuros, básicamente, seguir creando números diferentes para slam, seguir viajando por el mundo y seguir actuando por diversos lugares de mi ciudad y país con mis textos, con un espectáculo que llamo “Poesía y vértigo”. Estrenar junto a la pianista Andrea Porcar, un espectáculo en teatros, donde mezclar poesía oral, música en vivo y teatro, llamado “Cuentos para niños grandes”. Seguir dando clases y talleres de interpretación a slammers y de poetry slam en escuelas. Publicar mi primer libro “Aire de globo”.
Intentar quedar en buen lugar en Mayo en la Copa del Mundo de Slam a disputar en París y intentar revalidar el título de Campeón de España (aunque eso sea secundario, porque lo principal es, simplemente, seguir disfrutando de lo que hago y seguir compartiendo poesía y belleza con los demás). Y colaborar con todas las iniciativas posibles para difundir el Slam.

Regálanos un enlace donde podamos conocer tu trabajo.


¿Deseas comentar algo más?

Nada más. Gracias por ser comunidad. Un abrazo a cada persona que lea éstas lineas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario