CANADÁ: Recital y competición de Slam en el Québec

MAISON DE LA CULTURE MAISONEUVE
MONTREAL (QUEBEC)
Del 27 al 30 de Abril de 2017

Tras un par de meses sin tener apenas tiempo para escribir, voy a retomar mis entradas, explicando un poquito lo sucedido durante este tiempo, la vorágine de viajes, experiencias y también a compartir nuevos textos y hablar de futuros proyectos y actuaciones.

Por orden cronológico, hoy voy a explicar un poquito la maravillosa experiencia que viví en Canadá. Fui invitado a participar en este festival internacional de lenguas y culturas diversas, en Agosto de 2016. Mucho tiempo de antelación, mucha preparación y desde luego, se notó en el resultado. A una selección maravillosa de poetas orales locales (entre ellos dos campeones de la Coupe du Monde de París y una de esos dos, Amelie Prevost, una de las personas que movieron más los hilos para que pudiera estar ahí) nos sumamos tres poetas internacionales: Tamir Aharoni (de Israel, que recitó en hebreo); Carmien Michels (de Bélgica, que recitó en flamenco) y un servidor, que recité en castellano y un poquito en catalán.
El encuentro era para celebrar la riqueza de la oralidad y de los distintos sonidos que cada lengua aporta. Para ello, celebramos una competición de Poetry Slam por equipos el viernes y un recital de cada uno de los poetas internacionales y locales, el sábado. El jueves fue día de entrevistas, promoción del evento, preparación de traducciones, conocer la Maison de la Culture Maisoneuve (un centro maravilloso de promoción de la cultura), etc.

El Slam fue intenso. Igual que me pasó en EEUU, sentí una conexión brutal con el mensaje que estaba dando y vibré y sentí como nunca. La suma de calidad que había en mi equipo, con dos poetas locales fantásticos, hizo que nuestro equipo se llevara la victoria final con cierta ventaja y un trofeo curioso: una réplica en miniatura de la Stanley Cup de Hockey, uno de los títulos más famosos del deporte y casi una religión en Montreal, ya que su equipo, los Canadiens, son el más laureado.
Fue una velada maravillosa y hasta 12 poetas compartimos nuestros versos durante más de 4 horas.

El recital del domingo fue de igual modo espectacular. 6 poetas nos alternamos mostrando nuestro trabajo a un público que llenó la sala y disfrutó de cómo la poesía puede aterrizar de igual modo, en francés, español, inglés, flamenco, hebreo o catalán... Muchísima gente conectó con mi trabajo y tuve la suerte de vender un montón de libros (cosa que no esperaba ni mucho menos, pues la mayoría no eran hispano parlantes!)

Con Carmien Michels, campeona europea de Poetry Slam 2017 en Bic.
El resto de días (me quedé cuatro días más) los dediqué a visitar la ciudad y viajar al corazón del
Quebec. Pude ver los paisajes paradisíacos de Bic, Kamouraska o Rimouski, por poner un ejemplo. Bosques frondosos, excelsos, imperiales, con colores amarillos, granates, verdes. Ríos inmensos con olor a mar y marisco. Horizontes infinitos y sensación de estar en el epicentro de la inmensidad de la naturaleza. No tenía palabras para semejante belleza. En Rimouski, además, Carmien Michels y yo, recitamos unos textos en la final regional de su Poetry Slam. Fue un momentazo, en un bar como el de las películas... Ambientazo, cerveza, gritos, jaleos!! Fue una gozada.
Y además, durante unas horas, en Montreal, pude gozar de mucha paz en un café típico parisino (toda la zona antigua de la ciudad es de estética, obviamente, francesa y recuerda al estilo de la capital gala) y conectarme conmigo mismo para escribir un texto que en el futuro, creo que será uno de mis favoritos: "Poderoso". Seguiré informando de él!

Gracias a todos los que hicieron posible esa maravilla de viaje al Quebec y que me cuidaron con cariño. Seguimos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario